EL HOGAR DEL CARRO, C.A. Y MERCADOTUNING.COM

Una sola empresa, un solo objetivo: Los autos, el tuning y el mundo cauchero.

Ventas al mayor y detal

Manejando en la Arena


El amanecer, la mañana temprano o antes de que el sol se ponga, es la mejor hora para enfrentar la arena: La humedad de la noche no esta evaporada todavía, dándole más consistencia a los suelos.
La dificultad de la arena depende en parte del clima: A medida que el sol calienta el suelo, la humedad desaparece y la arena se vuelve blanda y traicionera. Si la arena esta muy blanda, es necesario bajar la presión de los neumáticos y evitar las huellas de vehículos anteriores. Las revoluciones del motor deben mantenerse altas, evitando en todo momento las aceleraciones bruscas y los giros cerrados.
Los tramos blandos y largos deben encararse con una velocidad alta y si aun así la arena nos frena, hacemos rápidamente un cambio inferior. El manejo debe ser decidido, sin vacilaciones. El freno también es bastante traicionero, debe usarse con cuidado.
Presión de Inflado: 15-18 Lbs. Al quedarse atascado, no se deberá intentar salir acelerando, ya que el vehículo se hunde más y más. Lo mejor es parar la marcha e intentar marcha atrás y luego, hacia adelante por otro lugar. Si esto tampoco funciona, un aliado mágico serán las planchas, que se introducen bajo la rueda. ¿No hay planchas? Cartones, una lona doblada, ramas, piedras... cualquier cosa es buena para hacer "piso" para los neumáticos.
La pala puede sacar un poco de arena del medio.Tambien la pala es útil cuando se queda "colgado" del medio del vehiculo. Si la marcha es acompañada por otro vehículo (una regla del buceo aplicable a los Todo Terreno: Nunca maneje solo), es conveniente que cruce una zona peligrosa de a uno por vez y esperar que el primero haya cruzado antes de largarse.
Es importante enjuagar el bajo del motor cuando se termina el andar en la arena y cuando se vuelve a la ciudad, o periódicamente hacer lavar bien bien el motor: La sal que suele haber en las playas es peligrosa para toda la mecánica de nuestro todo terreno.
Evitar siempre el contacto con el agua salada y revisar los horarios de las mareas. Cuidado con la temperatura del motor.
Herramientas recomendadas: pala, cuarta de remolque o eslinga, planchas. Las zonas de arena hay que abordarlas con decisión y sobre todo con una velocidad constante. Lo mejor es meter una velocidad lo más larga posible pero sin ahogar el motor, es decir que el coche vaya rápido pero sin hacer agujeros en la arena. Si metemos una marcha corta, las ruedas girarán muy rápido y se hundirán dejando el vehículo hundido.
En caso de quedarnos atascados no deberemos seguir acelerando, ya que si lo hacemos hundiremos más el coche, nos bajaremos he intentaremos usar algún método de desatasco, como planchas, wincher, eslinga, etc… Si hay varias zonas con diferente tipo de arena intentaremos circular sobre la que esté mojada o a la sombra ya que su densidad es mayor y será más dificil que nos quedemos atascados.
Si nos encontramos con dunas grandes no hay que olvidarse de mirar lo que hay detrás de ellas, porque podemos encontrarnos desde un gran terraplen a una enorme roca y al ir con inercia para pasar la duna podemos tener algún "problemita".