EL HOGAR DEL CARRO, C.A. Y MERCADOTUNING.COM

Una sola empresa, un solo objetivo: Los autos, el tuning y el mundo cauchero.

Ventas al mayor y detal

Cruzando Ríos con un 4 x 4



Antes de cruzar un río es importante hacer una inspección previa del cauce para determinar la profundidad y los obstáculos sumergidos.

Al atravesar un lecho con corriente, el suelo suele ser firme, pero si se trata de agua estancada, el fondo tiende generalmente a ser blando e inconsistente.

Atravesar un río o un gran charco es una de las maniobras más espectaculares que se pueden realizar con un 4x4, pero hay que tener en cuenta varios factores para no llevarnos un disgusto.

Lo primero que debemos tener en cuenta es la profundidad pues con más de 60 o 70 cm. es mejor no intentarlo, a no ser que tengamos toma de aire elevada, ya que podría entrar agua por la toma de aire, que normalmente se encuentra en la rueda delantera izquierda en la parte de arriba del interior del paso de rueda.Si nos entrará agua en el motor este dejaría de funcionar y produciríamos una grave averia.

Lo segundo que debemos observar es el lecho del río, si es de barro, piedras, arena, etc. y para ello lo mejor es introducirse a pie en el río y comprobarlo, lo más complicado es cuando el fondo es fango, ya que hay un gran riesgo de quedarse atrapado en medio del río, cosa que no es muy agradable.

Lo tercero es mirar si la salida del río tiene alguna complicación.

Una vez comprobados todos los puntos entraremos en el río con una velocidad constante, para que la ola que generamos no vuelva contra nosotros y suba por el capot con el consiguiente riesgo de entrada de agua, si el fondo es fangoso habrá que entrar con cierta inercia para poder salir. Lo ideal es avanzar en primera con una velocidad constante, evitando hacer olas.

Si tuvimos mucha actividad con el 4x4, es mejor dejar enfriar el motor antes de sumergirlo, en especial en los turbo diesel, ya que un choque térmico importante puede dañar el motor.

También, luego de cada cruzada de río, es menester tocar repetidamente el freno, a fin de restablecer su eficacia, secándolo. Cuidado que el agua no llegue al filtro del aire, ya que los daños son irreparables.

Revisar el manual del vehículo para conocer la profundidad del vehículo. Sin embargo, estos parámetros pueden variar, ya que esta distancia es desde el piso hasta las puertas, antes de que empiece a entrar agua. La mayoría de las veces, la capacidad real es mayor.

Una buena medida para aumentar la capacidad de afrontar un obstáculo acuático, es colocar una manguera en la toma del aire y sujetar el otro extremo al portaequipaje del vehículo.