EL HOGAR DEL CARRO, C.A. Y MERCADOTUNING.COM

Una sola empresa, un solo objetivo: Los autos, el tuning y el mundo cauchero.

Ventas al mayor y detal

Los Neumáticos del 4 x 4


Los neumáticos todo terreno: Las prestaciones de los vehículos todo terreno en los diferentes suelos con los que se encuentran en la conducción Off-Road, dependen en gran medida de los neumáticos que tengan colocados (para todo terreno, para asfalto, para nieve, para arena, etc.), y del estado en que se encuentren los mismos.
Características de los neumáticos para todo terreno: Unos neumáticos todo terreno deben proporcionar una buena motricidad en diferentes suelos, han de ser resistentes para soportar duras condiciones de utilización y deben poder soportar las altas y bajas presiones necesarias para poder circular en distintos tipos de terrenos.
En conclusión, deben ser polivalentes.
Tipos de neumáticos todo terreno: Cuando llega el momento de sustituir los neumáticos, la elección del modelo más adecuado depende de varios factores: peso y velocidad máxima del vehículo, estilo de conducción, utilización habitual (si se utiliza sólo para asfalto, si se tiene como vehículo de ocio exclusivamente para excursiones, si se está preparando para hacer un largo viaje por tierra), y, de acuerdo a estos parámetros, hacer la elección más conveniente.
El neumático perfecto para todo terreno no existe, ya que la posibilidad de circular un mismo día por diferentes tipos de terrenos (asfalto, piedra arena, barro o nieve) es, o puede ser, habitual cuando se circula Off-Road.
Existen neumáticos especializados para cada tipo de terreno. Generalmente, los neumáticos específicos para algún tipo de superficie ofrecen un mal comportamiento y una corta duración sobre asfalto.
  • Asfalto: Los neumáticos para 4x4 para circular preferentemente sobre asfalto tienen la banda de rodamiento con dibujos similares a los de automóvil. Dichos dibujos, tanto longitudinal como transversalmente, están estudiados para drenar agua y limitar el efecto de aquaplanning. Las diferencias con los de automóvil están en un mayor número de lonas y un perfil más alto. Su casi nula motricidad limita su uso fuera del asfalto a pistas sencillas con suelo seco.
  • Barro: Los neumáticos para barro tienen bandas de rodamiento fuertemente esculpidas, con grandes tacos en forma de ve, o cuadrados. Estos tacos, bastante separados entre sí, son altos, lo que motiva una importante profundidad del dibujo, y una gran capacidad de evacuación para impedir que el barro cubra la banda de rodamiento. En neumáticos específicos para barro prima la capacidad de tracción por sobre la adherencia, y esto penaliza su. comportamiento en el asfalto. Las frenadas se alargan y la estabilidad en curvas es mediocre. Son especialmente ruidosos en asfalto, y cuando éste está mojado pierden mucha adherencia.
  • Arena: Los neumáticos adecuados para circular sobre arena tienen que ser anchos de sección, con laterales flexibles y resistentes, para poder circular con bajas presiones. Los dibujos deben ser suaves y no muy marcados, a diferencia de los de barro.
  • Roca: Los neumáticos para circular sobre terreno pedregoso tienen carcasa con laterales muy reforzados para evitar los posibles pinchazos y reventones. Los tacos, no tan altos como los de los neumáticos para barro, están juntos, para proporcionar motricidad en la superficie deslizante de las piedras.
    7,50 R 16. "Los profesionales": Los neumáticos de medida 7,50 R 16 se pueden considerar como los más eficaces para la práctica del todo terreno "puro". Una banda de rodamiento estrecha (aprox. 190 milímetros) permite que se incrusten en el barro, consiguiendo traccionar en terrenos prácticamente impracticables.

Una considerable altura (802 milímetros) aumenta los ángulos de ataque, salida y la altura libre al suelo del vehículo, mejorando su comportamiento todo terreno. Los laterales especialmente reforzados los hacen muy resistentes a los pinchazos. Sin embargo, fuera de un uso prioritario en todo terreno no son muy útiles, ya que en asfalto ofrecen poca adherencia, duran poco y empeoran la estabilidad; en mojado hacen que el vehículo pierda adherencia.

Neumáticos mixtos: Generalizando, podríamos definir como neumáticos mixtos a aquellos que no han sido diseñados para circular por un tipo determinado de terreno. En su mayoría tienen coeficientes de velocidad altos y unas prestaciones aceptables en todos los terrenos. Van bien en asfalto y pista seca, aunque su rendimiento en barro es deficiente. Su característica fundamental es la polivalencia. Dentro de esta clase de neumáticos, podemos diferenciar a los que tienen dibujos agresivos, orientados hacia una utilización preferente en todo terreno, y a los que tienen dibujos más suaves, destinados a circular sobre asfalto y pistas fáciles.

Las presiones en la conducción todo terreno: Las presiones de inflado de los neumáticos influyen drásticamente sobre la eficacia de la conducción sobre las distintas superficies que podemos encontrar en la conducción Off-Road.

  • Presión baja. Los neumáticos con la presión baja aumentan la banda de rodamiento y, por tanto, mejoran su capacidad de tracción. En terrenos "blandos" (arena, barro y nieve) conviene bajar la presión a 1/3 de su valor normal. De esta manera aumentará la motricidad. En determinadas situaciones de extrema falta de adherencia (arenales, barriales), la presión puede bajarse hasta 1 kg/cm para conseguir la máxima tracción, aunque en estas circunstancias hay que circular con extrema lentitud, ya que la falta de presión debilita la resistencia de los laterales, favoreciendo los reventones o pinchazos causados por piedras. Una vez superada la zona, hay que elevar la presión hasta sus valores normales.
  • Presión alta. La presión alta está especialmente recomendada para terrenos rocosos, aunque no es un medio para mejorar la tracción, sino para aumentar la resistencia de la banda de rodamiento y prevenir reventones y pinchaduras. Los neumáticos para todo terreno inflados a una presión correcta, en conducción todo terreno "normal", apenas pinchan.

Montaje de los neumáticos todo terreno: Para empezar, hay que decir que es fundamental montar la misma medida de neumáticos en los dos ejes. De no ser así, al circular en 4x4, sufrirían los elementos del sistema de transmisión. Aunque se pueden montar modelos diferentes en cada eje (ambos deben ser iguales en el mismo eje), no es aconsejable montarlos de estructura diferente (diagonales y radiales). Es más, en algunos países está expresamente prohibido.

Si los neumáticos son direccionales tienen que ser montados de forma que vayan en el sentido adecuado de giro especificado por el fabricante. Salvo en situaciones de emergencia, no conviene montar cámara en los neumáticos "tubeless", ya que el rozamiento con los lateral puede desgastarla y hasta hacerla reventar.

El balanceo de las ruedas de los todo terreno es conveniente hacerlo con las ruedas desmontadas en una máquina balanceadora con computadora, ya que el alto peso del vehículo hace difícil conseguir un correcto equilibrio mediante otro sistema. Por último, es recomendable alinear el vehículo al montar unos neumáticos nuevos, ya que si no está dentro de las medidas, los bordes de la banda de rodamiento de los neumáticos delanteros sufrirán un desgaste prematuro.