EL HOGAR DEL CARRO, C.A. Y MERCADOTUNING.COM

Una sola empresa, un solo objetivo: Los autos, el tuning y el mundo cauchero.

Ventas al mayor y detal

Manejando en el barro


Es aconsejable asegurarse de la profundidad del tramo a pasar, procurando elegir el camino que ofrezca una mayor consistencia. Es conveniente afrontar este tipo de obstáculos en segunda corta con el motor vivo, moviendo el volante suavemente un cuarto de vuelta hacia los lados para facilitar que las ruedas delanteras "muerdan" el terreno, evitando en todo momento los aceleraciones y las frenadas bruscas.
Si el vehículo se va frenando, es útil la marcha atrás y salir por el camino ya hecho. Si hay dudas para cruzar, la única posibilidad realista es buscar otra alternativa de cruce. Desinflar los neumáticos hasta el 50% (si no hay piedras), facilita que las ruedas expulsen el barro con mayor eficacia. Unas cadenas sorprenden por su eficacia en un elemento para el que no fueron concebidas, consiguiendo unos resultados espectaculares.
Importante tener unas planchas y una pala a mano. Si el vehículo se atasca definitivamente, no intentar nunca sacarlo acelerando, ya que lo único que conseguiremos será hundirlo más.
En el barro es donde más se disfruta pero donde más fácil es quedarse atascado. Si fuera a ocurrir esto existen 2 opciones: la primera es intentar parar y salir marcha atrás y la segunda es acelerar más para poder resbalar sobre el trozo más profundo con los bajos, la elección de la opción es directamente proporcional al amor que sientas por tu coche.
Si al pasar por barro el vehículo se va quedando, lo mejor es ir acelerando y soltando para que el auto vaya agarrando, si vas por un carril lo mejor es ir girando las ruedas a los lados para que vayan mordiendo los bordes del carril.
Una subida con barro es también una maniobra peligrosa ya que el vehículo tenderá a resbalar, si nos quedamos en la subida hay que meter lo más rápido posible la marcha atrás para controlar el coche, ya que si pisamos el freno comenzará a bajar a toda velocidad y descontrolado.
Antes de subir o bajar una pendiente embarrada hay que desconectar el ABS, ya que si no lo hacemos es como ir sin frenos. Para bajar hay que meter 1ª de reductora y bajar muy despacio. Si vemos que se bloquean las ruedas hay que acelerar para desbloquearlas. Después de una excursión con mucho barro conviene limpiar bien el coche, sobre todo los bajos ya que el barro se endurece y puede llegar a oxidarlo.