EL HOGAR DEL CARRO, C.A. Y MERCADOTUNING.COM

Una sola empresa, un solo objetivo: Los autos, el tuning y el mundo cauchero.

Ventas al mayor y detal

Antes de Salir con un 4 x 4

Antes de Salir
Hay que tener ciertas precauciones antes de emprender un viaje con un vehículo rústico. El vehículo debe estar medianamente preparado, con un chequeo de los sistemas de refrigeración y ventilación del motor, los frenos, la suspensión, el sistema eléctrico y la dirección. Realizar los mantenimiento habituales. El peso es una cuestion importante en un todo terreno y se debe procurar que el peso transportado, incluyendo a los pasajeros, no exceda del 75% de la carga útil del vehículo, pues la transmisión y la suspensión son las primeras en pagar las consecuencias.
Durante el viaje es recomendable verificar diariamente los niveles del aceite y de los distintos líquidos (frenos, dirección, refrigeración, etc.), así como hacer una inspección ocular del circuito de frenos y el cárter, en busca de posibles pérdidas.
El filtro del aire es clave. Cuidado con el polvo que le entra y si al revisarlo está muy sucio, debe ser cambiado.
Los cauchos son también muy importantes, los hay de todo tipo y para todos los terrenos. Hay que revisar el dibujo del taco y estar seguros que su desgaste no sea excesivo, así como también que no esté pinchado, roto o con falta de presión de aire.

Chequeos Antes de Partir
  • Filtro de aire: revisar la cantidad de polvo y suciedad. Limpiar o reemplazar según el caso.
  • Batería: revisar cables sueltos y que la batería esté bien sujeta. Si no es libre de mantenimiento, revisarle los niveles de agua. Si los terminales presentan corrosión, usar bicarbonato para limpiar y neutralizar el ácido (un poco de Coca-Cola hace lo mismo)
  • Correas: revisar rastros de quemaduras o desgaste. No debe haber más de 1.5 cms. de juego ya que de lo contrario estará muy suelta.
  • Sistema de enfriamiento: revisar las mangueras y si se sienten como "chicle", es mejor cambiarlas. Revisar el radiador (roturas o corrosión) y el nivel de agua. Revisar que la tapa no tenga óxido y que no esté corrída.
  • Fluídos: asegurarse de que haya líquido suficiente dentro del nivel establecido por el fabricante. Si hay burbujas, puede que el nivel esté muy bajo o que haya alguna fuga, que permite la entrada de aire.
  • Encendido: revisar quebraduras en el rotor y que la tapa del distribuidor esté firme. El extremo del conductor no debe estar con corrosión. Además revisar huellas de carbón (quemaduras) dentro y fuera de la tapa. Un poco de grasa dieléctrica en los soquetes de las bujías no sólo impermeabiliza contra agua, sino que además impide que los cables se peguen a la bujía.
  • Cadena de distribución: si el motor tiene más de 120.000 kms., la correa o cadena podría estar muy gastada. Esto puede hacer que se salte algún diente.
  • Aceite/Filtro de aceite: revisar siempre el nivel y cambiar cada 3 meses o 10.000 kms.
  • Ejes: buscar fugas que puedan indicar desgaste de sellos. Si se ha estado mucho en agua, es conveniente reacondicionar los rodamientos.
  • Frenos: revisar el nivel del líquido, que no hayan roturas en las mangueras y es bueno revisar que no queden cortas al flexionar la suspensión al máximo. Si las pastillas de freno suenan pueden estar gastadas por lo que deben ser cambiadas.
  • Embrague: básicamente hay que revisar el ajuste. Evitar accionar el embrague en barro o agua profunda ya que podría entrar entre el disco y la prensa.
  • Diferenciales: lo primero es revisar el aceite. Es bueno apretar la tuerca de drenaje en el caso de diferenciales que lo tengan, después de cada salida off-road. En diferenciales con tapa hacia atrás, es bueno protegerlos para evitar pérdidas de aceite por golpes.
  • Cardán: moverlo para revisar el juego de las juntas y mantenerlas engrasadas. Cuidado con los kits de levante, ya que un mayor ángulo produce vibraciones. Una solución es bajar un poco la caja.
  • Cubos manuales: para evitar que se traben, se deben conectar una vez al mes y andar un par de kms. con la caja de transferencia en 2wd. Revisar que no tengan agua, desarmándolos y aprovechar de limpiar y engrasar.
  • Amortiguadores: buscar pérdidas de aceite, piezas sueltas o daños en los soportes y bujes. Cuando se cambian amortiguadores, revisar que no limiten el recorrido de la suspensión.
  • Dirección: revisar después de cada salida off-road. Chequear partes rotas o golpeadas. Lubricar ayuda a expulsar el agua y la mugre.
  • Cauchos: revisar que la válvula no esté rota, el desgaste de la banda de rodamiento y que no hayan bombitas en los costados. Los vehículos rústicos desgastan más los cauchos por lo que es recomendable rotarlos cada 5.000 kms.
  • Caja de transferencia: necesita aceite cuyo tipo varía según el vehículo. Los vehículos más nuevos tienen conexiones eléctricas o de vacío para acoplar la tracción delantera, por lo que se recomienda revisar en caso de golpes con rocas. Si las salidas off-road son esporádicas, es recomendable conectar una vez al mes para hacer circular el lubricante.
  • Transmisión: si tiene caja automática y sale olor a quemado, deberá cambiar el aceite y el filtro. Extender o instalar mangueras de respiraderos para evitar filtración de agua.
  • Rines: revisar que las tuercas estén bien ajustadas. Deben estar balanceados.
  • Rodamientos: revisar si tienen agua y arena ya que esto es perjudicial. En algunos vehículos existe un rodamiento interior. Para revisar si está suelto se debe levantar la rueda con un gato y moverla hacia adelante y hacia atrás. Los vehículos nuevos vienen con rodamientos sellados que no se pueden reacondicionar.
  • Winche: nunca deben usarse si el cable está en malas condiciones. Revisar que el gancho esté bien sujeto y que las tuercas estén bien apretadas (no soldadas). Es importante mantener el winche en buenas condiciones. Fundamental enrollar bien el cable y mantenerlo tapado.
  • Extintor: revisar que esté cargado ya que un extintor vacío no sirve de nada. Es importante tenerlo bien sujeto para evitar que ande dando vueltas dentro del vehículo durante el viaje. Aunque sea incómodo, mientras más grande mejor. Además debe tenerlo a mano, para poder usarlo rápidamente de ser necesario.
  • Luces: todas las luces deben funcionar correctamente por lo que si alguna está quemada, debe cambiarla y revisar si tiene algún falso contacto o está en corto. Usar lámparas halógenas: iluminan más y consumen menos amperaje.